5 Trucos para preparar mejor tu cachimba

mejorar-cachimba

Si vas a iniciarte en el mundo de las pipas de agua o cachimbas, no te pierdas los 5 trucos que, a continuación, te damos para que tengas una buena fumada.

No importa si son tu pasión o simplemente unos hobbies, las cachimbas bien preparadas se disfrutan el doble.

Aunque parezca una tontería, preparar una buena shisha requiere mucho cuidado, ya que, al mínimo error, se te puede aguar la fiesta y esto no es ningún farol, ya que una mala fumada puede provocarte mareos o vómitos. Es el conocido como efecto buzz.

5 pasos o trucos que deberías seguir siempre que vayas a fumar:

1. Agua exacta en la base: el nivel del agua tiene que estar 2 cm por encima del tubo que se sumerge. Este paso es de los más importantes, ya que, si nos pasamos de agua, tendrías que aspirar con mucha fuerza para sacar algo de humo. Por decirlo de otra manera, la cachimba se ahogaría. Si, por lo contrario, pones menos de lo que toca, directamente, no echará humo.

2. Comprobar juntas: tienes que comprobar que el cuerpo de la cachimba esté bien encajado con la base y tanto la manguera como la cazoleta también queden bien fijas, ya que, si están sueltas, la cachimba tendría fugas de humo.

Muy importante: si ves que no encaja alguna pieza, la mejor solución es comprar repuestos en la tienda online de lacachimba.es.

3. Tabaco desmenuzado: si presionas el tabaco en la cazoleta, para que te quepa más cantidad, estás cometiendo un error grave, ya que, al poner el tabaco a presión y compactado, provocas que se queme en bloque en vez de poco a poco y entonces notarás un sabor desagradable. Tienes que cogerlo con los dedos y desmigarlo sobre la cazoleta.

4. Carbón completamente encendido: otro truco para saborear la fumada es prender los carbones, tanto naturales como autoencendibles, por completo y antes de ponerlos sobre el papel de aluminio o screen que elijas. Ya que, si los pones cuando aún no están calientes del todo, al aspirar, se te quemará la garganta.

Y, para ir acabando, el último consejo o truco que tienes que seguir de forma obligada, ya no solo para tener unas fumadas perfectas, sino para asegurar una vida útil de la cachimba mucho más larga:

5. Limpieza de la base: después de cada fumada, es casi de manual tirar el agua usada y limpiar la base. De este modo, cada vez que vayas a usar la cachimba, obtendrás un sabor fresco. De lo contrario, si no cambias el agua o no limpias la base, se acumularán los olores y la fumada siguiente te sabrá a rayos. Cuanto más tardes en limpiar la base, peor, ya que más impregnados se quedarán los humos dentro.

En resumen, ya sabéis qué 5 cosas hacer para disfrutar de una buena shisha. Ahora solo queda que elijáis vuestro sabor preferido, encendáis los carbones y empecéis a fumar, tanto solo como acompañados, pero siempre con relax.

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *