Desayunos especialmente saludables

No hay ninguna duda de que el desayuno es la comida más importante del día, por ello hay que prestarle una especial atención y asegurarse siempre de disfrutar de un completo desayuno, saludable y que te aporte todo lo que necesitas.

Pero eso sí, que sea la comida más importante del día no significa que puedas comer todo lo que quieras, evidentemente. Hay que tener cuidado con la dieta, por ello a continuación te vamos a mostrar algunos desayunos que destacan por ser especialmente saludables. Presta atención y toma nota.

Fajitas de pavo con aguacate

Prueba a prepararte unas fajitas integrales rellenas de pavo y combínalas con un poco de aceite de aguacate en láminas. Se trata de un desayuno delicioso a la vez que saludable, al que también le puedes añadir unos tomatitos cherry o unas hojas de lechuga.

Smoothie de tomate

Los smoothies se han puesto de moda, sobre todo en verano cuando el calor aprieta. Se trata de un alimento muy fresco que ofrece una enorme cantidad de vitaminas, y lo mejor es que es realmente fácil de hacer.

Lo único que necesitas es tener una batidora y mezclar en ella los diferentes ingredientes. Antes de que te des cuenta lo tendrás listo. Un desayuno delicioso, saludable y sobre todo, rápido.

Tortilla de espinacas

Las tortillas de espinacas son otras de las mejores opciones a la hora de disfrutar de un buen desayuno. Lo único que tendrás que hacer es batir uno o dos huevos, dependiendo del hambre que tengas y del tamaño de tortilla que desees, y calentar en una sartén con un poco de aceite de oliva unas espinacas durante unos minutos. Después añades los huevos batidos en la sartén, doblas la tortilla y la dejas unos minutos más para que se haga bien. Así de fácil.

Avena con manzana, nueces y canela

Un desayuno ideal para empezar el día de la mejor manera posible. Puedes disfrutar de este plato de una manera muy sencilla, y tenerlo lista antes de que te des cuenta. Tan solo tienes que mezclar 125 ml de agua con un poco de sal y ponerla a hervir. Después añades una manzana troceada, aproximadamente unos 90 gramos de avena y una cucharada de canela. Tras dejar que todo hierva, lo retiras y le añades unas nueces para potenciar el sabor.

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *