Cómo distribuir tu cocina y crear un espacio cómodo y saludable

Distribuir la cocina adecuadamente es primordial debido a la gran cantidad de horas que pasamos en ella durante todo el día. Además, hará mucho más fácil que podamos llegar a conseguir nuestra meta: cocinar de manera cómoda.

Lamentablemente, no existen consejos genéricos que se adapten a todas las cocinas: algunas serán más grandes o más pequeñas, otras estarán mal iluminadas, así como cualquier otra circunstancia relacionada.

Desde la empresa de reformas www.barcelonareformas.com nos dan algunos consejos para que distribuyamos la cocina de forma adecuada.

Tips para distribuir tu cocina de la forma correcta

Si tenemos problemas de espacio…

En este caso, nos deberíamos de decantar por la opción de una cocina en forma de L. Por lo general, es la que más se suele utilizar en el hogar. Es una estupenda manera de no gastar espacio de forma innecesaria y siempre tener a mano todo lo que podamos llegar a necesitar.

Otra de las ventajas de esta colocación es que nos ayudará a crear un espacio común situado entre el salón y la cocina.

En estas cocinas se dedica el cuerpo de la forma de la L para poder colocar la zona que se refiere al propio fregadero y el resto del espacio lo ocupará el equipo para poder cocinar. Gracias a este tipo de colocación podemos aprovechar la propia esquina para ganar el espacio extra que no tenemos.

Otra solución para las cocinas muy estrechas es la disposición en paralelo. En este caso, nos encontramos con cocinas que disponen de dos frentes: uno colocado justo enfrente del otro. Es la opción de la forma de U, pero incompleta porque la falta de espacio evitará que podamos colocar el tercer frente.

Si el espacio no es problema…

En este caso nos podemos ir a una posición más avanzada como la forma de U. En este caso podemos jugar con hasta tres frentes diferentes. Estos pueden pegarse a la pared o bien dejar uno al aire libre.

La gran ventaja de utilizar este tipo de disposición es que podemos separar la cocina en diferentes espacios: podemos dedicar uno para el comedor de la cocina, otro como una especie de salón para la zona, o lo que se nos pueda llegar a ocurrir.

A la hora de buscar la máxima optimización del espacio, también tenemos el recurso de utilizar las clásicas barras del desayuno en las que podemos colocar taburetes o sillas altas. Como no están pegadas a la pared, la cocina seguirá conservando su extenso espacio.

En este caso también nos podemos decantar por la distribución en península en donde todo permanecerá unido a los diferentes frentes dándonos la máxima comodidad y además, ayudándonos a ahorrar mucho espacio.

Con estas formas de colocación para tu cocina, podrás conseguir el espacio tal cual te lo habías imaginado.

avatar

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *