España destaca como potencia en la industria de los gimnasios en toda Europa

El incremento del IVA en 2012 de un 8% a un 21%, no ha sido obstáculo para que Silvia García de 28 años, asista cinco días a la semana, desde hace cuatro años, al lugar que considera parte crucial de su vida: el gimnasio. Y es que las alternativas low cost pueden con casi todos los tipos de industrias, y es justamente por la distribución de gimnasios a bajo costo que España destaca hoy en día como la mayor potencia del fitness en Europa.

Ponerse en forma en España no cuesta un ojo de la cara; por solo 19 euros al mes -o 57 euros trimestrales- a Silvia se le permite ver las clases que elija, en el horario que más le convenga. Entre las clases tomadas por ella, se anteponen aquellas más dinámicas como Zumba (una combinación de coreografías al ritmo de música latina y caribeña) y el G-box, que son movimientos inspirados en el boxeo.

Las cadenas de gimnasios low cost se ajustan al bolsillo de la mayoría de los usuarios, lo que permite a Silvia y a tantos otros, moldear el cuerpo por mucho menos, y a las salas de gimnasio ofrecer sus servicio a un público más dilatado del que tendrían si sus membresías fueran más altas. Pero para los propietarios de gimnasios en España, no siempre hubo tiempos tan fructíferos. Luego de una dramática caída de seis años consecutivos en la demanda de gimnasios, el negocio se ha levantado a partir de 2014, de acuerdo con un reciente informe de la consultora DBK.

Es así, como a pesar de tantos tropiezos, de la crisis y de otros tormentos, España se alza en 2015 -y se espera que en 2016- como una potencia del fitness; una que se jacta de ser la cuarta más importante en Europa.

Los números

Según un estudio de mercado de Deloitte, España es el cuarto país de Europa contando el número de socios (4,9 millones), con tres países a la cabeza que son Francia con 5 millones, Reino Unido con 8,3 millones y Alemania con 9,1 millones de socios.

Como es de suponer, el modelo low cost tiene sus puntos fuertes y debilidades, sin embargo, constituye una vía asequible para que los interesados puedan construir músculo y suplir el requerimiento diario de actividad física sin dejar un ojo en el camino y, por supuesto, que estas cifras continúen aumentando a favor de España.

avatar

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *