¿Cómo gestionar el correo electrónico de forma eficiente?

Si eres una persona que trabaja delante de la pantalla de un ordenador y vives conectada a Internet durante todo momento, ya te habrás dado cuenta de que el correo electrónico se ha convertido en un elemento indispensable de nuestro día a día.

Y es que el correo electrónico tal y como su propio nombre indica, es nuestro particular buzón por el que nos entran todas las tareas que tenemos que llevar a cabo, pero también todos los imprevistos, urgencias, comunicados, etc.

Se ha convertido en una parte fundamental a lo largo de nuestra jornada laboral, de eso no hay duda, y puede ser el mejor aliado para ayudarnos a rendir al máximo y sacar a relucir nuestra productividad. El problema está en que si no lo sabes gestionar correctamente es posible que más que en tu mejor aliado se convierta en tu mayor enemigo.

Por ello con el objetivo de echarte una mano y que puedas ser mucho más productivo durante tu jornada de trabajo, a continuación te vamos a dar una serie de pequeños trucos y consejos que te ayudarán a disfrutar de una gestión del correo eficiente y de una mayor libertad en tu puesto de trabajo. Verás como por arte de magia ganas mucho tiempo extra.

correo

Utiliza los filtros de mensajes

Los filtros de mensaje son indispensables para una gestión del correo eficiente. Se encargan de ordenar los diferentes correos que vayan entrando en tu buzón y van almacenando la información según la temática en diferentes carpetas. Esto te permitirá además de tenerlo todo mucho más ordenado, poder encontrar cualquier correo que necesites en apenas unos segundos sin tener que volverte loco y perder un tiempo valiosísimo.

Protocolo en los asuntos

Muchas veces te llega un correo y el asunto no te deja nada claro, sino que te crea una mayor confusión que en muchos casos acaba por confundirte. Por ello es importante para una gestión del correo eficiente crear en tu empresa un protocolo para el envío de correo. Un protocolo con el que se pueda crear unos asuntos estandarizados que permitan a cada trabajador conocer aproximadamente sobre qué tratará dicho correo, simplemente con echar un vistazo al encabezado.

No empieces tu jornada con el correo

El correo puede hacerte perder mucho tiempo a lo largo de la mañana, más aún si no lo tienes ordenado. Por ello es importante que no empieces tu jornada con el correo, ya que tienes muchas posibilidades de que haya pasado una hora desde que te sentaste en tu mesa y no hayas conseguido avanzar en absoluto. Comienza por la tarea más dura o que necesite de una mayor dedicación y deja la apertura del correo para algún momento en el que necesites hacer un pequeño descanso.

Utiliza los colores

Los colores te pueden ser de gran ayuda para conseguir gestionar tu correo correctamente. Añade un color diferente a cada tema, a cada cliente o a cada persona de contacto y podrás identificarlos de forma mucho más rápida.

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *