¿Qué alimentos no comería un especialistas en seguridad alimentaria?

La alimentación es un básico fundamental a la hora de cuidar nuestra salud. Cada vez son más las personas que se cuidan de tomar ciertos alimentos y bebidas o acuden a especialistas en nutrición para conseguir mejorar su estado de salud. Ya no se trata únicamente de un motivo físico, tal y como subrayan muchos expertos arraigados al hecho de que cada vez la gente se cuida más porque le gusta más lucir cuerpos esculturales y libres de grasa. El hecho es que nuestra sociedad se cuida cada vez más por motivos simplemente relacionados con la salud.

Eliminar de la dieta aquellos alimentos que pueden resultar inadecuados para nuestro organismo, bien por ser excesivamente ricos en grasas o adecuar la ingesta de los mismos a las necesidades del organismo se ha convertido en una prioridad en muchos hogares. Pero no se trata únicamente de evitar los alimentos ricos en grasas, sino también adecuar nuestra dieta, haciéndola rica en todos los nutrientes necesarios para mantenernos saludables. No es necesario deshacerse por completo del consumo de ciertos alimentos, más bien se trata de hacer un uso razonable de los mismos, evitando caer así como en exceso también en defecto de ellos.

Ahora bien, si hablamos de seguridad alimentaria en donde el lema principal es la nutrición saludable, existen determinados alimentos que un especialista en la materia evitaría a toda costa.

Un artículo reciente cuya publicación la ha llevado a cabo la revista Bottom Line Health, en un artículo de su publicación online, ha puesto en boca de millones de personas la necesidad o no de ciertos alimentos que ocupan el día a día de nuestros muebles de cocina.

La dedicatoria principal del creador del artículo va dirigida a los zumos envasados. El especialista en seguridad alimentaria recomienda tajantemente la ingesta de zumos naturales, preferiblemente caseros.

Tampoco quedan libre de crítica la leche no pasteurizada y determinados quesos. Se trata, según el propio redactor de evitar entre otros el contagio de la salmonella.

Fuera también de nuestras dietas la carne poco hecha, a pesar de lo que se diga de que se potencia el sabor de la misma y de lo que fomentan muchos cocineros de todo el mundo. El mismo consejo para los consumidores de huevo, a poder ser, siempre bien hecho, para evitar posibles disgustos.

El consumo y costumbre de degustar ciertos moluscos bivalvos como las ostras también están entre los alimentos prohibidos en la lista de Bill Marler, el creador del artículo.

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *