¿Qué es la depresión estacional?

Ahora que acaba de entrar la primavera, ¿te sientes algo extraño o diferente? Que no cunda el pánico, ya que es posible que sufras depresión estacional, un problema que aparece en muchas personas al cambiar de estación y que provoca síntomas como somnolencia o decaimiento entre otros.

Es posible, tal como nos cuentan desde luminoterapia, que hayas sufrido depresión estacional en algún momento a lo largo de toda tu vida, aunque lo más seguro es que ni siquiera te hayas dado cuenta.

La depresión estacional provoca diferentes alteraciones en el organismo en varios momentos a lo largo del año, especialmente cuando se produce un cambio de estación, ya sea por los aumentos o los descensos de temperaturas, dependiendo de la época en la que te encuentres. Te sientes como si te faltase energía, algo que puede mantenerse hasta que consigas adaptarte a las nuevas condiciones, según la información que encontramos en luz-natural-mente.

Principales causas

Las principales causas por las que aparece la depresión estacional están relacionadas con nuestros ritmos biológicos y nuestras conductas, que variarán dependiendo las condiciones medioambientales de cada momento.

Será una sensación similar a cuando realizas un viaje y sientes los efectos del jet lag; fatigas, falta de ánimo, desgana, trastornos en el sueño y en la alimentación, etc. La diferencia es que cuando sufres depresión estacional los efectos suelen durar más tiempo, e incluso en algunos casos hay que someterse a tratamiento para ponerles solución.

Síntomas más comunes

Prestando atención a la información que encontramos en luz-natural-mente, vemos que hay una serie de síntomas que suelen aparecer frecuentemente al sufrir este tipo de depresión. Tal como hemos comentado anteriormente, es habitual sentir una pérdida de interés y un desánimo en nuestro día a día, sufrir trastornos en nuestra alimentación y en nuestro peso, sentirnos más lentos y pesados, tener problemas para conciliar el sueño, irritabilidad, apatía, etc.

Dichos síntomas aparecen con el cambio de estación y se mantienen hasta conseguir adaptarse a dichos cambios, pero en caso de mantenerse con el tiempo, lo más recomendable es que acudieses a una especialista para realizarnos un diagnóstico clínico.

Tratamiento de la depresión estacional

Los tratamientos para la depresión estacional suelen incluir la administración de una serie de medicamentos que se muestran beneficiosos para acabar con los principales síntomas aparecidos con la depresión. También es posible que el tratamiento incluya otra serie de suplementos como pueden ser la melatonina, la luminoterapia o los inhibidores de serotonina.

También nos indicarán una serie de consejos para prevenir otra posible depresión estacional:

  • Salir a tomar el aire puro para ir adaptando nuestro cuerpo a las condiciones climatológicas y a los rayos del sol.
  • Plantearte una serie de objetivos para afrontar con fuerza esta nueva estación. Eso sí, asegúrate de que los vayas a poder cumplir.
  • Trata de participar en actividades que te permitan desconectar y relacionarte con personas fuera de tu círculo de confianza.
  • Céntrate en aprender a encontrar soluciones a los problemas por ti mismo. Te ayudará a mejorar tu autoestima y tu confianza.
avatar

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *