¿Qué hacer si tu bebé se da un golpe en la cabeza?

Cuando tienes un bebé cualquier posible accidente o daño que pueda sufrir nos pone en estado de alerta, pero sin duda los que más nos preocupan son las caídas en las que sufre un fuerte en la cabeza o en cualquier otra parte del cuerpo.

Lo primero que hay que tener claro es que no se debe perder la calma. Antes de nada hay que atenderles y comprobar que el daño no ha sido demasiado fuerte, y seguidamente proceder a curarle correctamente. Pero el curarle simplemente es una medida de precaución. Aun así debes llevarle al hospital para que le atiendan correctamente y le hagan las pruebas necesarias para comprobar que no ha ocurrido nada grave.

Y es que se recomienda que cuando un niño se da un golpe en la cabeza, aunque a priori no se haya hecho nada, debe estar vigilado durante las próximas 72 horas, ya que la cabeza es la parte más sensible del cuerpo.

Si a lo largo de esas 72 horas observas cualquier comportamiento anormal o que se salga de lo habitual, no dudes en acercarte al médico. Lo mejor es salir de dudas y quedarte tranquilo. Es posible que aunque la cabeza esté en perfecto estado, haya sufrido algún daño en las cervicales o algo similar.

En la tienda online de la Farmacia del Bebé cuentan con una categoría dedicada especialmente al cuidado de los bebés frente a golpes y hematomas que puedan sufrir (http://www.lafarmaciadelbebe.eu/192-golpes-y-hematomas-ninos).

Varios tipos de golpes en la cabeza

Cortes y heridas

Los golpes en los que se producen cortes y heridas son los que más llaman la atención, ya que la sangre es capaz de alterar a cualquiera. Pero no significa que sean los más graves.

En caso de que se haya cortado y esté sangrando, lo primero que tienes que hacer es comprobar que no se haya quedado ningún cuerpo extraño incrustado en el interior de la herida así como ver si los huesos ceden al tacto. En caso de ser así, a no ser que seas médico o enfermera, lo más recomendable es que acudas al hospital.

Si en cambio ves que es un corte superficial y que no tiene nada extraño, lava la herida a conciencia bajo el grifo y presiónala con una gasa para tratar de parar la hemorragia.

Hematoma o chichón

Por lo general si el golpe no ha sido demasiado agresivo, lo normal será que aparezca un chichón o un hematoma. Aquí lo normal es que los niños sufran fuertes dolores de cabeza. Para tratar de calmar esos dolores debes aplicar hielo directamente sobre el chichón y darle un analgésico para tratar de calmar el dolor.

Si después de un tiempo ves que los dolores no desaparecen y que el chichón va a más, deberías acudir al médico o a urgencias.

¿Cuándo ir a urgencias?

Si aunque le hayas curado sigues algo nervioso y no te quedas tranquilo, lo más recomendable es que acudas a urgencias para salir de dudas. Nunca está de más que los profesionales comprueben que todo está en orden.

De todos modos hay veces en las que hay que acudir directamente a urgencias, que es cuando el bebé pierde la conciencia, se muestra algo despistado o como con somnolencia, cuando vomita con frecuencia o cuando se le han dilatado las pupilas.

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *