¿Quién puede trabajar en una farmacia?

Estudiar para trabajar en una farmacia es una salida profesional muy interesante y que cada vez más jóvenes realizan.

Estamos hablando de un establecimiento completamente imprescindible en nuestra sociedad, al que todos identificamos con cruces con las de esta web y que lo seguirá siendo por muchos años que pasen, ya que por el envejecimiento de la población, la clientela ha aumentado considerablemente.

Además, es uno de los pocos negocios a los que Internet no ha afectado tanto. Es cierto que podemos encontrar algunas parafarmacias online donde comprar diferentes productos, sin embargo, en aquellos en los que hace falta recetas, así como otros medicamentos, solo se pueden dispensar en farmacias físicas.

Eso sí, para poder trabajar como farmacéutico o responsable de la farmacia tendremos que haber conseguido unas titulaciones específicas. Esto tiene su lógica porque estamos tratando con la salud de las personas. Si no somos capaces de identificar lo que tienen o si vendemos el medicamento incorrecto, se pueden provocar algunas reacciones adversas que harán que el paciente acabe muy mal.

Si ya te has decidido, conoces la complejidad de estudiar esta carrera y aun así, vas a dar un paso adelante, vamos a comentarte las principales fórmulas para conseguir este objetivo.

Estudios para trabajar en una farmacia

Licenciado en Farmacia

Para acceder a este tipo de estudios tenemos que contar con una sólida base en materias tales como Física, Química, Ciencias de la Tierra, Biología, etc.

Aquí nos van a enseñar fundamentos básicos de los fármacos y avanzados. Sabremos cuáles son las sustancias de las que están compuestos, así como las tecnologías que se suelen utilizar para el desarrollo. Por otro lado, también aprenderemos todo lo que dictamina la legislación vigente sobre ellos.

Existen tres ciclos que tenemos que cursar (cada uno de ellos, teóricamente, en un año diferente). Necesitaremos cumplir con una serie de créditos para poder conseguir el título deseado.

Este tipo de formación se imparte en las universidades; si quieres saber las asignaturas que vas a cursar si te decantas por esta opción, tan solo entra en la página web de tu universidad más cercana para descubrirlas.

Técnico Auxiliar en Farmacia

Para convertirnos en técnicos auxiliares en farmacia será necesario cursar el Grado Medio de técnico en Farmacia y Parafarmacia.

Estos se realizan en institutos, en academias especiales e incluso, podemos encontrar una amplia oferta para realizarlos a distancia y tan solo presentarnos a los exámenes.

Para completar los estudios tardaremos dos años. En el primero se nos proporcionarán los conocimientos teóricos que necesitamos para poder desempeñar nuestra actividad y en el segundo año es cuando se empezarán a poner en práctica los conocimientos (con prácticas en diferentes centros médicos).

La opción del Licenciado en Farmacia tiene mucha más salida porque estamos hablando de un título universitario; sin embargo, con el título de técnico auxiliar son menos los requisitos y en un futuro siempre nos podremos seguir formando.

Ahora eres tú quien tiene que elegir el camino que más te convenga para trabajar en una farmacia.

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *