Reparaciones y repuestos electrónicos: Guía definitiva para ser un manitas

Recuerda un día en el que no se haya roto nada en tu casa. Un día en que una puerta no haya cedido ni haga un ruido raro al intentar cerrarla; una bombilla no haya comenzado a parpadear o, directamente, se haya fundido; o haga tanto frío que sea necesario poner en marcha la caldera y… esté tan sucia que sea imposible encenderla, por lo que tienes que arremangarte y limpiar todo el sistema.

El arreglo de electrodomésticos

Del mismo modo, ocurre con los electrodomésticos: la thermomix, la nevera, la televisión o las cámaras de fotografía. Todos ellos se rompen y todos ellos suelen tener problemas que hacen que, en algún momento, un circuito se estropee y deje de funcionar cuando el resto del aparato sigue estando en perfecto estado. Quizás sea la llamada “obsolescencia programada”, pero, aun así, los manitas tienen grandes posibilidades de arreglarlos, a través de repuestos (como los de tienda.sator.es), con la satisfacción personal que eso les reporta y, por supuesto, el ahorro que implica.

Por ejemplo, solucionar los problemas que pueden tener los robots de cocina, que suelen estar relacionados con las placas de potencia o el desgaste de las cuchillas. Algo que, con un poco de formación y tiempo, gran parte de las personas podría hacer. El cambio de estas hojas es sumamente fácil. Tan solo tendás que quitar las antiguas de la base, comprobar que el repuesto entra en el vaso y encajarlas. Ya están listas. De esa manera, cuando veas que giran perfectamente, tendrás preparada, de nuevo, tu thermomix, para volver a hacer todas esas comidas con las que te deleitaba, pero que las antiguas cuchillas no te permitían disfrutar.

Los cambios de pantalla de los móviles también suelen requerir la visita a un especialista alguna que otra vez. Se caen, son golpeadas y, por mucho que tengan cristal templado, muchas veces, se rompen, por lo que habrá que cambiarlas. Lo más probable es que lo único que se haya salido es alguna clavija y el resto del aparato esté perfecto, por lo que, si sabes un poco de estos mecanismos, podrás hacer tú mismo el cambio, sin necesidad de recurrir a nadie más y de manera sumamente rápida.

Prácticamente todos podemos ser unos manitas y tú también puedes serlo, aunque pienses que es imposible arreglar el electrodoméstico. Tan solo aprendiendo a reconocer las principales averías y los elementos más comunes que se estropean, habrás dado el primer paso para solucionar estos problemas.

Dónde comprar los repuestos

No obstante, siempre es necesario que cuentes con productos de calidad que se adapten a tus requerimientos y con los que puedas llevar a cabo los arreglos. Algo que podrás encontrar en tienda.sator.es, ya que, en esta web, hay desde elementos para arreglar los móviles o portátiles hasta para vitrocerámicas o cámaras de fotografía. Por tanto, si algo se te estropea, desde ahora, tan solo te harán falta tus manos, tu habilidad y tus conocimientos para saber qué falla, eliminarlo y disfrutar de nuevo. De los repuestos ya no debes preocuparte.

raulbuira

Hola a todos los visitantes. Mi nombre es Raúl, y me encanta la ciencia. Me encanta estudiarla, experimentarla y compartirla con todo el mundo y por ello me he decidido a crear este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *